Caminamos?

Génesis 6:9 Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé.

Esta semana he estado estudiando la vida de los miembros de la genealogía de Jesús, y entre ellos aparece el nombre de Noé, uno de los personajes que más conocemos, quizás desde pequeños nos cuentan de “El arca” o de “La ramita de olivo” y “El arcoíris” pero pocas veces nos tomamos el tiempo de estudiar o si quiera entender el “porque” Dios realmente lo escogió a el

¿No era más fácil destruirlos a todos y volver a empezar? Quizás sí, pero Dios caminaba con Noé y era por algo! La misma biblia nos dice en Ezequiel 14:13-14

Hijo de hombre, cuando la tierra pecare contra mí rebelándose pérfidamente, y extendiere yo mi mano sobre ella, y le quebrantare el sustento del pan, y enviare en ella hambre, y cortare de ella hombres y bestias, si estuviesen en medio de ella estos tres varones, Noé, Daniel y Job, ellos por su justicia librarían únicamente sus propias vidas, dice Jehová el Señor.

Noé buscaba a Dios incansablemente, y hacia Su voluntad, incluso con una petición tan “Loca” como difícil, esa de construir un arca, y Noé no solo le obedeció, sino que lo hizo sin renegar entendiendo que el plan de Dios era lo mejor para él, no decidió solamente ver el cuadro de lo que le tocaba hacer o de lo que le iba a costar, él sabía que más adelante existía algo perfecto que Dios sabía que era lo mejor, pero logro esa “Complicidad” con Dios al conocerlo, al estar con Él y disfrutar de su presencia, de su compañía, Noé lo buscaba en cada momento, literalmente caminaron juntos, y Dios encontró gracia en Noé, de tal manera que en la catástrofe más grande de la historia, El y su familia fueron rescatados

Lo interesante es que nosotros ahora tenemos la palabra de Dios en nuestra mesa, en nuestra librera, o incluso en nuestro celular, y nos quiere compartir su plan a cada momento, quiere decirnos lo que espera de nosotros; pero decidimos caminar con cualquier otra cosa, y tiene el nombre que quieras, redes sociales, conversaciones indebidas, o como diría mi mama: “pensando en la inmortalidad del cangrejo”, Noé vivía en un mundo tanto o más podrido que el nuestro y decidió caminar con Dios, queda en nuestras manos, buscar lo que Dios quiere de nosotros o lo que el mundo quiera

Tú decides con quien caminar, con quien conversar… Tú y yo decidimos

Atte. Rodolfo Santos

~ by Rodolfo Santos on November 13, 2015.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: